Seleccionar página
Eva González, una blogger inclusiva

Eva González, una blogger inclusiva

La blogosfera de moda se hace más inclusiva.

 

Hoy conocemos a Eva González, la periodista y community manager que ha creado “Moda a la vista”, el primer blog pensado para que personas con y sin discapacidad visual puedan disfrutar de las últimas tendencias y estilismos sin necesidad de intermediarios.

 

Eva González creadora del blog moda a la vista

Eva González, creadora del blog “Moda a la Vista”

 

Eva, nos gustaría saber un poquito sobre ti… ¿quién es Eva y cómo te defines?

Soy una persona alegre, muy risueña y luchadora. Nací en Salamanca y viví allí hasta que terminé la carrera de periodismo, profesión que me ha gustado desde que era muy pequeña, ya que adoro la comunicación en todos sus ámbitos: la escrita, la radio e incluso, aunque nunca haya trabajado detrás de las cámaras, la televisión.

Tengo muchos hobbies, pero si tengo que destacar alguno además de la moda, me quedaría con la música, que me apasiona desde pequeña.

 

Sabemos que acabas de lanzar un estupendo blog sobre moda “Moda a la vista” ¿En qué momento te cruzaste con la moda?  

La moda ha estado siempre muy presente en mi vida. Ya con cinco o seis años quería elegir lo que me ponía, y me encantaba que mi madre nos llevara de compras a mi hermana y a mi y probarnos cuantas más cosas mejor.

Sin embargo, profesionalmente me topé con la moda hace unos cuatro años, al convertirme en la community manager y responsable de comunicación de varias marcas de ropa y complementos.

 

¿Cómo nació el blog?

El blog ha nacido gracias a la ayuda de mis actuales compañeras de trabajo, a las que un día les conté que llevaba con ganas de abrirlo varios años y se ofrecieron a ayudarme a hacerlo. Querría haberlo hecho mucho antes, pero como me sucede con muchas otras cosas, no podía hacerlo por mí misma debido a la accesibilidad de las herramientas necesarias. Ellas me han ayudado con el diseño, el SEO etc y me ayudan en todo lo que necesito.

 

¿Qué objetivos persigue?

El blog persigue, por un lado, convertirse en un blog de moda totalmente normal en el que las personas con discapacidad visual no necesiten ayuda para conocer el contenido de los post; por otro lado, me gustaría que sirviera de concienciación para el resto de bloggers y del sector y pudiéramos hacer la moda más accesible para todo el mundo.

 

Personalmente, ¿qué es lo que te aporta la moda en tu día a día? ¿Por qué es importante para ti?

Siempre he sido una persona muy presumida, por lo que salir de casa sintiéndome bien conmigo misma es algo que inconscientemente, en el día a día, me aporta seguridad. Siempre me ha gustado ir arregladita, lo más femenina posible, oler bien y llevar el pelo bonito etc, y hago lo que puedo para conseguirlo.

 

¿Qué cosas consideras que deben de cambiar en el mundo de la moda hoy en día? ¿Qué dejarías tal y como está?

Como en todos los sectores, hay muchas cosas que deberían de cambiar para que fuera más justa, pero… una de las prioritarias para mi es la accesibilidad. No hablo de la accesibilidad en el plano económico, sino que todas las personas, independientemente de la discapacidad que tengan, puedan disfrutar de los blogs, revistas, pasarelas etc sin ningún problema. También me refiero a que cualquier persona, con discapacidad visual, con discapacidad motora, o incluso una madre con su bebé no encuentren trabas para poder entrar en tiendas y moverse por ellas.

Con respecto a sobre qué dejaría como está,  he de decir sinceramente que creo que todo se puede mejorar, y más en la moda, estancarse es morir, puesto que evoluciona a un ritmo vertiginoso.

 

¿Con qué look de los que tienes publicado te quedarías? ¿Hay alguno que te guste especialmente? ¿Por qué?

Creo que no podría elegir uno en particular. Dependiendo para qué ocasión me decidiría por uno u otro, ya que todos me encantan. Como originales y muy chic me quedo con el que subí con las prendas de Mamatayoe y con el look de una boda de otoño, ambos porque me hacen sentir elegante, aunque de forma distinta.

Look Eva boda de otoño

Look de Eva para una boda otoñal.

 

Qué recomendarías a aquellas personas que quieren disfrutar al máximo de la moda pero que encuentran alguna barrera que les impide hacerlo.

Las personas con capacidades diferentes nos vamos encontrando a lo largo de la vida con muchas barreras de todo tipo, y lo único que se puede hacer para disfrutar y conseguir lo que queremos en la vida, sea en el mundo de la moda o en cualquier otro ámbito, es luchar para derribarlas. No es fácil y no siempre se consigue, pero merece la pena intentarlo.

 

Seguro que hay muchas personas a las que les encanta lo que estás haciendo y les gustaría aportar su granito de arena, ¿cómo podrían/podríamos hacerlo? ¿Qué te gustaría que hicieran/hiciéramos?

Supongo que lo más importante para mi blog en este momento es darlo a conocer y que cada vez más personas, con y sin discapacidad visual lo conozcan, así que cualquier iniciativa o proyecto que ayude a darlo a conocer es más que bienvenido.

 

Así que ya sabéis, no dejéis de pasaros por “Moda a la Vista” y de recomendárselo a todo el mundo.

¡Pongamos junto a Eva de moda la inclusión!

 

 

Olga Mayoral
Psicóloga en Being Inclusive
olga@beinginclusive.com

 

Moda inclusiva… y eso, ¿qué es?

Moda inclusiva… y eso, ¿qué es?

Seguramente, si te pregunto qué es la moda ecológica, o sostenible, sabrías decirme qué es. Lo mismo ocurriría si te pregunto por la moda adaptada, pero… ¿sabes qué es la moda inclusiva?

Si tu respuesta es no… no te preocupes, es un concepto relativamente nuevo que aún no ha calado en nuestro vocabulario habitual, al igual que el de diseño universal.

Pero cada día es un aprendizaje y hoy quiero darte a conocer estos conceptos, que espero que muy pronto se hayan integrado por fin en el vocabulario de la moda (y en el de otros ámbitos!)

Para entender qué es la moda inclusiva es necesario definir primero en qué consiste el diseño universal. Este es aquel que pretende que un producto pueda ser utilizado por el mayor número de personas posible, sin necesidad de adaptarlo o rediseñarlo de manera especial.

Pero vamos a ser más concretos, prestad atención a este vídeo en el que Olga nos explica de una manera muy práctica en qué consisten estos conceptos.

 

 

Ahora sí ha quedado claro, ¿no?

Aunque, como todos sabemos, hay prendas que se adaptan sólo a un tipo de cuerpo con unas medidas muy concretas, como puede ser un vestido ajustado con cremallera en la espalda y realizado en un tejido rígido, sin flexibilidad. Incluso quien tenga las medidas necesarias para ponerse este vestido, es muy probable que necesite ayuda para abrochar la cremallera de la espalda.

Este tipo de prendas se realizan sobre todo en alta costura o en ropa a medida, ya que el objetivo no es llevarlas a una producción en masa sino que están hechas para ser utilizadas por una sola persona y por ello ha de quedar “como un guante”. En este caso, es completamente coherente que no se utilice el diseño universal.

Sin embargo, cuando entramos en el terreno de la producción, el objetivo sí es llegar a un gran número de personas y es entonces cuando el diseño universal entra en juego, con un papel de suma importancia en el diseño de esas prendas que se van a producir.

Entre las prendas que encontramos en las tiendas “habituales” también podemos encontrar algún artículo que pueda ser usado por más personas, digamos que una prenda cualquiera tiene su propio grado de inclusión, que puede ser mayor o menor en función de sus características.

He estado haciendo mi pequeña investigación para traeros algunos ejemplos de prendas que podrían tener la palabra “inclusivo” dentro de su descripción, ¡espero que os gusten!

 

Un ejemplo de moda inclusiva es esta parka, está diseñada de forma que tanto si estás embarazada como si no, puedas utilizarla. ¡Esto es genial! ya que lo que suele ocurrir durante el embarazo es que tengas que comprarte ropa nueva que después de nueve meses queda inutilizable para ti y al final es un gasto de dinero (como si fuesen pocos los gastos que conlleva tener un bebé) y además estamos consumiendo prendas de “usar y tirar” lo que supone también un daño considerable para el medio ambiente…

Además aunque esta parka se considere “premamá” tiene más aplicaciones. Nuestro cuerpo cambia, podemos subir y bajar de peso ya sea por motivos de salud, cambios hormonales o el simple curso de la edad, y una prenda como esta se va a adaptar mucho más a estos cambios que son completamente normales. Además, los cordones que incorpora en la cintura para ajustar la prenda nos permite ceñirla creando así una figura proporcionada de reloj de arena. Por todo ello, adquirir este abrigo, o cualquier otra prenda inclusiva, en vez de uno corriente sería sin duda una buena inversión.

Parka en color caqui con cordón ajustable y cremallera central

 

Parka en color caqui con cordón ajustable en la cintura y pieza rectangular de quita y pon en la cremallera central, permitiendo más amplitud

Otro ejemplo podrían ser las faldas pañuelo o envolventes, si en su mecánica de cierre se incorporan sistemas sencillos y autorregulables. De esta forma, no tendríamos que meternos la falda por los pies y subir las incómodas cremalleras que entallan la prenda y nos oprimen la cintura cada vez que acabamos de comer. Además sería también más sencilla de utilizar para personas que tengan movilidad reducida en la parte inferior de su cuerpo ya que podrían envolvérsela sin necesidad de levantar las piernas. Os dejo algunos ejemplos que me han gustado mucho, aunque aclaro que en este caso no son autoajustables.

Falda envolvente efecto cuero negro con bolsillos y cinturón

Falda envolvente en blanco roto de tablas con cinturón

Falda envolvente de ante rojizo con lazo en el costado

Y por último, algo de lo que me declaro fan, que además está muy de moda en estos momentos: las capas.

Las capas son geniales en cuanto a inclusión ya son fáciles de poner por su amplitud y sencillez y, además, se adaptan perfectamente a los cambios que pueda experimentar nuestro cuerpo. Yo, personalmente, suelo elegir las que incorporan el hueco para meter los brazos a modo de manga ya que son más cómodas, no se descolocan y nos permiten mayor movimiento, y tú ¿cuál eliges?

Cardigan estilo capa de cuadros en tonos grisesCardigan estilo capa de cuadros en tonos rojizos y grises

Capa de Pedro del Hierro azul marino con rayas blancas horizontales

 

¡Espero que este post os haya gustado! Os animo a que os fijéis en estos detalles cuando estéis de compras y si encontráis más prendas inclusivas… ¡compartidlas con nosotras y con el resto de lectoras de nuestro blog!

 

Nerea Mayoral
Diseñadora y asesora de imagen de Being Inclusive
nerea@beinginclusive.com

Looking for Fashion, ¿qué hay detrás?

Looking for Fashion, ¿qué hay detrás?

¿Conoces esa increíble sensación que recorre tu cuerpo cuando te atreves a hacer algo inesperado? ¿esa ilusión mezclada con miedo?, ¿esa adrenalina? Pues, ¡así me siento yo hoy!, es uno de esos días que se cuentan con los dedos de una mano y que sabes que serán memorables para ti.

Hoy lo es para mi y quiero compartirlo contigo.

Y, ¿por qué? Pues porque en estos días estamos sacando toda la artillería pesada ¡por la diversidad en el mundo de la moda! Atenta, porque quiero abrirte la puerta a lo que hay detrás de la iniciativa que pone forma a esta lucha, y deseo hacerlo desde el punto de vista más personal.

 

Desde que surgió la idea inicial de Being Inclusive: hacer el mundo de la moda más inclusivo, hemos desarrollado varias vías para cumplir este objetivo. Sabíamos que el camino iba a ser duro y que llevaría más tiempo del que nos gustaría, pero poco a poco, con el esfuerzo y la dedicación que la causa merece, lo estamos consiguiendo.

Aun así, ¡queríamos hacer más! Así que decidimos tirarnos a la piscina con algo poco convencional, pero ¡muy enriquecedor!

Decidimos que, ya que hemos recibido muchos apoyos, que desean que cumplamos nuestro objetivo, era hora de devolver el favor de la mejor forma que podíamos hacerlo: llevando la inclusión a la moda a través de Looking for Fashion, una iniciativa en la que cualquier mujer que tenga dificultades en el acceso a la moda, sea por lo que sea, pueda dejar de preocuparse por ello y empezar a dar la imagen con la que realmente se siente identificada.

Pero no voy a centrarme en los detalles del concurso, como ya os he dicho.

 

Quiero alzar la voz para decir que el mundo de la moda NO ME REPRESENTA. Que conozco la presión que ejerce sobre nosotras, con sus estereotipos y su falsa imagen de mujer perfecta, que no se aleja mucho de una reinterpretación de la imagen que se vendía en el pasado, si le cambias el escenario de la cocina por una oficina.

Yo soy de otra manera, me encanta ser de otra manera y quiero ver más diversidad. Quiero ver en la moda lo que veo en mi día a día, lo que veo en la calle, los ejemplos de mujer a los que realmente admiro y será entonces cuando me identifique con ella.

Pero no sólo me he sentido así con lo que me llega de muchos medios, sino que, personalmente, conozco la sensación de buscar algo en una tienda de ropa (o en diez) y volver a casa con las manos vacías, enfadada y muy desmotivada. Pero en ese momento, desconocía que esa situación era bastante común, no sólo mía. Sin embargo, sigue habiendo dos mundos paralelos.

 

Lo que se muestra.

Vas a una tienda, te pruebas todo lo que te gusta y compruebas en los probadores lo divina de la muerte que estás con todo lo que te pongas (sólo falta añadir el ventilador que mueva tu melena al viento, a cámara lenta por supuesto, y los flashazos de las cámaras para ser una diva, o como lo llamamos ahora una “it girl”), situación en la que la única pega que se le puede poner es que al pasar por caja (clin clin!) te fundas los ahorros en dos segundos.

 

La realidad.

Laura no consigue encontrar chaquetas de traje que le queden bien de espalda y de pecho a la vez, tiene que escoger entre llevar la chaqueta desabrochada, y que en el trabajo pueda llamar más la atención su pecho que sus palabras. O que le haga bolsas y arrugas en la espalda, que desfavorecen mucho la imagen profesional que quiere dar.

A Silvia los pantalones que se ajustan a su cintura le quedan grandes y si se compra su talla de pierna le resulta imposible cerrar el pantalón, tiene una figura muy bonita que finalmente queda escondida tras escoger la opción más sabia, el pantalón que le abrocha. ¿Cómo puede ser que con la variedad de tiendas y prendas que hay le ocurra con prácticamente todos los pantalones?, si dejamos aparte los leggins claro. Bueno, hay una diferencia, que a un modelo le llaman talla 42 y a otro que mide lo mismo 44 o 46.

Y Alejandra, desgraciadamente, no puede acceder a la mayoría de tiendas con su silla de ruedas (y mucho menos a los probadores).

 

Looking for Fashion surgió para mostrar que vestirse e ir de compras puede ser una experiencia muy satisfactoria y divertida (para Laura, Silvia, Alejandra y para todas) si la moda también tiene en cuenta otras cosas: diversidad de formas, de tallas, accesibilidad, naturalidad, aceptación; que son totalmente compatibles con el diseño. Así es la experiencia que queremos que vivas, independientemente de tu tipología corporal o de tu diversidad funcional, así es la moda que estamos creando.

Queremos conocer todas las historias que hay detrás de esa imagen irreal que nos han vendido. Y que las mujeres que se han sentido poco (o nada) representadas por este sector puedan darle una segunda oportunidad y ver su lado más dulce y humano, además de conocer la esencia que se esconde debajo del circo que, a veces (no siempre), se monta a su alrededor.

La moda es una vía increíble de comunicar lo que sientes, lo que eres, lo que te gustaría transmitir, una forma de divertirte y de sentirte bien. Y su objetivo no ha de ser convertirte en un ángel de Victoria’s Secret, al que las cámaras y el público admiran boquiabiertos sin ser conscientes de la incoherencia que supone dejar las prendas en ultimísimo plano y llamar al evento a su vez “desfile de moda”, que es lo que me deja boquiabierta a mi; o en Elsa Pataky o en la mujer que estudia en lencería del spot de Intimissimi, estoy segura de que no querrás serlo.

La moda no puede ser tan superficial. Y, de hecho, en muchas ocasiones no lo es. Hay algo que está cambiando poco a poco y cada vez se ven más iniciativas que luchan por la ruptura de estereotipos en este sector, que en su esencia es maravilloso. Y que tiene el poder, y la responsabilidad, de representar a la sociedad (y además hacerlo bien). Su capacidad de mover a las masas también es una forma de educar y ha de ser responsable.

 

Si te has sentido poco representada por la moda, o tienes problemas para encontrar prendas que se ajusten a tu cuerpo, dilo, nos encantará escuchar lo que tienes que contarnos, estamos seguras de que lo que tú sientes es más común de lo que te piensas, queremos ponerle solución a ese problema y hacerlo visible. Queremos una moda responsable que englobe la diversidad.

 

Y Looking for Fashion, es sólo nuestro pequeño agradecimiento por unirte a nuestra lucha.

looking_for_fashion

Nerea Mayoral
Diseñadora y asesora de imagen de Being Inclusive
nerea@beinginclusive.com